Blog Listing

Enamorarse para vender en redes sociales

Si bien nuestro objetivo muchas veces es vender, no podemos hacerlo de la manera tradicional en redes sociales. Los tiempos cambian, y las personas en estos canales ya no tienen tiempo para los mensajes imperativos de antaño, incluso se sienten invadidas por ellos. Seamos sinceros, ¿a quién no le molesta ver una gráfica chillona de “Oferta”,” Comprame”, “XX% OFF” sin nada original o distinto a cualquier otro anuncio? Llamar la atención se ha convertido en un juego sumamente sutil. No solamente tenemos que causar el deseo sino también la curiosidad por conocer algo más sobre lo que estamos ofreciendo, tentar al click.

 

El proceso de enamoramiento

Es primordial que conozcamos el producto a fondo: entre varias de sus funciones, un buen Social Media Plan nos va a ayudar a conocer los procesos de elaboración, categorías, usos… es aquí donde como profesionales de las redes sociales comenzamos a enamorarnos de lo que vendemos, y es en este enamoramiento que empezamos a elaborar las estrategias para comunicar lo que sentimos, para atraer, contagiar, tentar.

Al mismo tiempo, tenemos que saber con quién estamos hablando. ¿Quién es?, ¿cuál es su rol?, ¿qué lo motiva?. Investigar qué hace y qué podría estar buscando es lo más importante. De esta manera, podemos idear un mensaje que tenga sentido para nuestro público, que nos permita destacar las características de nuestro producto que realmente le interesen.

 

El juego de la seducción

Una vez que nos enamoramos de nuestro producto, es hora de presentarlo a nuestro público, y es acá donde debemos apelar a la imaginación y el valor agregado que tanto funcionan en el mundo 2.0:

  • Generando contenido fresco, útil e interesante. Creando experiencias únicas que hagan sentir especial al consumidor para establecer una relación duradera en el tiempo con la marca.
  • Fomentando el diálogo, descubriendo lo que el consumidor realmente quiere, en un feedback real.
  • Siendo honestos, sin mentir ni ocultar información al cliente. Es clave destacar los atributos del producto de manera explicativa y didáctica, esto será suficiente para llamar su atención y generar expectativas que tengan relación con lo que se está ofreciendo.

 

Concluyendo: como profesionales de las redes sociales, no vendemos productos o servicios, vendemos soluciones a problemas de un mercado en concreto. Descubrimos a nuestro público, lo conocemos a través de la conversación y, con ella, sugerimos aquello que puede satisfacer sus necesidades. Sin imposiciones, ni mensajes chillones, ni ofertas de último momento, puesto que nuestro objetivo a largo plazo siempre será la fidelización, esto es: no sólo conseguir clientes sino verdaderos fans de la marca.

 

Flor Varga
Community Manager
Consultora Interactúa