Blog Listing

¿Por qué no logro vender en Facebook?

Algunas personas y empresas entienden el especial potencial que existe en las redes sociales, de hecho muchos de ellos ven las mismas como una gran posibilidad de negocio.

Existen miles de empresas y emprendedores que se encuentran hoy en día realizando gestiones de páginas de Facebook con un objetivo en común: concretar ventas. Algunas de ellas son pymes, otras medianas y grandes empresas, y algunos se aventuran en la tarea de comenzar directamente su negocio online. Pero.. ¿qué sucede cuando no concretamos esas ventas?

Posiblemente haya algunas de estas tareas que no estemos llevando a cabo y vamos a darte una breve descripción y porqué de cada una:

Para gestionar de manera acertada una página de Facebook y lograr interacción e interés del potencial comprador debemos primeramente tener algo en claro: los objetivos, a dónde queremos llegar. Para ello es de suma importancia que tengamos en mente un plan de acciones que realizaremos con: fechas, imágenes, presupuesto, stock disponible, productos destacados, ofertas, etc. Esto sería todo nuestro potencial contenido, el cual podemos ordenar en una especie de plan y cronograma.

Al tener un ‘plan de acciones’ lo que facilitamos es la medición de lo que hemos realizado, dónde estábamos y a dónde queríamos ir, y por supuesto la veraz realidad de lo que hemos logrado con cada acción que tomamos en la página. Entiéndase que nunca es tarde para ordenarse en este esquema y empezar a dar una vuelta de rosca al asunto.

Si ya estamos realizando una inversión publicitaria en Facebook, ya sea en campaña de fans o en impulsos de posteos, debemos tener en cuenta que esta red tiene algunas normas básicas para esto. Y se debe a que Facebook quiere dar la mejor experiencia al usuario, con publicidad atinada y de calidad. Se puede encontrar gran información sobre las normas básicas publicitarias de Facebook en internet.

 

Por otro lado, todas estas campañas publicitarias tienen que tener algo en común: nuestro público potencial. Facebook tiene gran cantidad de datos sobre nosotros, y esto fuera de verse como algo malo, es una catapulta que nos empuja al éxito: encontrar las personas que realmente quieren saber de nuestro rubro, y a esas personas vamos a apuntar. Por lo cual concluyendo con este punto, es de vital importancia que nuestras campañas estén correctamente segmentadas por: lugar de residencia, edad y gustos como puntos básicos.

Otro aspecto no menos importante es utilizar el formato correcto en cada publicación y esta tarea es sencilla: se aprende probando. Facebook nos da la posibilidad de realizar publicaciones en diferentes formatos: imágenes, vídeos, álbumes, carrusel, GIF (imágenes en movimiento) y más. Está en nosotros hacer uso de los mismos para saber cuál nos da más resultado.

Contenido equilibrado: a nadie le gusta que una empresa trate todo el tiempo de venderle sus productos, suele parecer agobiador y persecuta, y termina dando la sensación de ser una empresa demasiado comercial. Cuando hablamos de contenido equilibrado en esta era de sobre-comunicación tratamos de destacar entre mucho otro contenido que se disputa por la atención de ese mismo potencial cliente. Entonces una gran solución para esto es realizar contenido variado y siempre que sea posible agregar contenido de valor que pueda ser una herramienta para fidelizar al usuario. (Por ejemplo: tips para utilizar de varias y buenas maneras nuestros productos)
Para finalizar, la acción que nos va a ayudar a cerrar todas estas tareas de manera exitosa es la medición de nuestras publicaciones. Realizar una breve comparación y/o análisis de los resultados no solo en me gusta y comentarios, sino también en alcance, mensajes directos y tráfico al sitio web. Porque no podemos saber si estamos realizando bien nuestra tarea si no sabemos qué resultados estamos teniendo; y así ajustar nuestros esfuerzos (y ahorrarse muchos) para lograr una gestión exitosa basada en el interés y la venta concreta.

 

Bruno Bulgarella
Community Manager – Diseñador Web
Consultora Interactúa